El ser incomprendido

Jorge Marín

Nací en una Ciudad de lenguas indígenas. Las letras y el arte llegaron a mí como un faro ante los monstruos vespertinos. Fiel creyente de los cronopios. XXIII y contando mientras hundo mi cabeza en la marea.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: