Designios celestiales

Esta es la historia de un humano que en las mañanas apartaba sus sábanas plastificadas. Se levantaba de su cuarto acartonado, sacudía su cabeza y se desperezaba entregando el polvo al piso de su hogar sin techo. Su consecuente estornudo despertaba a su mejor amigo, quien parpadeaba y con un gran bostezo se estiraba. ApenasSigue leyendo «Designios celestiales»

Mi amigo imaginario

Pablo será mayor. Sí, llegó hace tiempo. Tenemos los mismos gustos a excepción de la comida, que es donde nuestras voluntades son contradictorias. Si me pidieran revelar una sola diferencia entre los dos, agregaría que su idiosincrasia y la mía introducen a la discordia. Pese a ello, siempre encontramos el modo de superarlo. Describir aSigue leyendo «Mi amigo imaginario»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos